En 2016 se produjeron más de medio millón de accidentes de trabajo con baja.

Entre ellos 607 mortales, un incremento del 5% respecto al año anterior. Se confirma así la tendencia de aumento de la siniestralidad laboral en España desde 2013.

Las estadísticas provisionales de accidentes de trabajo, publicadas en la web del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, indican que durante 2016 se sufrieron 555.722 accidentes de trabajo con resultado de baja en el conjunto de España, un incremento del 5% respecto al año anterior. Durante el mismo periodo se contabilizaron 607 accidentes mortales frente a los 629 de 2015, 22 fallecimientos menos lo que supone un descenso del 3,5%, si bien hay que recordar que en ese año se produjo la catástrofe de Germanwigs con 31 fallecidos, por lo que todo indica que lamentablemente la tendencia de aumento de la siniestralidad laboral mortal se mantiene.