Racionalizar los horarios y huir del «presencialismo» en las empresas nos pueden ser de gran ayuda a la hora de retener talento.

retencion-del-talento

Los horarios interminables ahuyentan a muchos profesionales excelentes de nuestras firmas, en cuanto han acumulado conocimiento y experiencia, que les permiten un salto a entornos laborales más amigables.

La racionalización de los horarios de trabajo constituye un reto de país, desde una perspectiva de «gestión responsable del tiempo», que promueve la calidad de vida de las personas y la productividad de las empresas.

retencion-del-talento

Así lo es también para las firmas profesionales, especialmente para la profesión de auditoría.

Y es que, para conseguir que nuestras firmas sean atractivas para los jóvenes, se requiere abordar el problema de las jornadas interminables, que popularmente le atribuyen a la profesión los universitarios y los recién titulados.