La alerta sanitaria por Coronavirus está planteando muchas dudas en el entorno laboral.

Esta es una de las que se han planteado estos últimos días.

¿Puede la empresa obligar a sus trabajadores a someterse a exámenes médicos para la detección del coronavirus?

En principio, la vigilancia sólo podrá llevarse a cabo “cuando el trabajador preste su consentimiento” de manera voluntaria y no de imposición obligatoria por el empresario.

En todo caso, la Ley de Prevención de Riesgos Laborales establece supuestos excepcionales en los que el consentimiento del trabajador cede frente a otros intereses y, por tanto, el trabajador no puede oponerse al control de la salud.

Entre estos supuestos excepcionales se encuentra: “Cuando sea necesario conocer el estado de la salud de los trabajadores, en tanto en cuanto pueda suponer un riesgo para el propio trabajador, para los demás trabajadores o para otras personas relacionadas con la empresa”, por lo que si existen sospechas acreditadas de síntomas o posible contagio podrían ser exigibles dichos exámenes médicos.