En menos de seis años los millennials representarán el 75 % de la fuerza laboral.

Esta generación tiene entre 19 y 39 años y en España suman ahora unos 8 millones y más de la mitad ha ido a la universidad.

No trabaja solo por dinero y no ansía un puesto fijo de por vida.

Un desencanto puede marcar el comienzo del fin en su relación con la empresa y gracias a la tecnología y la globalización, cuenta con más opciones laborales que sus antecesores.

No está amarrado a las opciones tradicionales.