El gasto en prestaciones y subsidios por desempleo ascendió en 2018 a 17.469 millones de euros.

prestaciones

Esto supuso que la senda de fuertes recortes en este tipo de gasto que se inició en 2013 se frenó en seco el pasado año.

El hecho de que estén volviendo a quedarse en paro trabajadores que, durante los cinco años de recuperación del empleo, han vuelto a reunir derechos para el cobro de estas prestaciones apunta a ser la principal causa de este frenazo en la reducción del gasto.

Así, el gasto en prestaciones contributivas se incrementó en 2018 por primera vez en seis años.

prestaciones

El ejercicio pasado se emplearon 11.502 millones de euros, un 3,5% más que en 2017, después de que esta parte contributiva del gasto en desempleo hubiera bajado consecutivamente todos los años desde 2013.